×
Menú
  Atrás

Miguel Martínez: El hombre, el mito y el MC

Ha sido parte la comunidad del blading desde sus inicios a principio de los años 1990.

Cualquiera que haya oído hablar del patinaje agresivo habrá oído hablar del Winterclash. Con sus 14 años de historia, es uno de los pocos grandes eventos que quedan en la comunidad del patinaje agresivo.

Si alguna vez has asistido al Winterclash o has visto algún video del evento, es probable que hayas tropezado con Miguel Martinez de Hamburg, en Alemania. Se ha convertido en la voz oficial del Winterclash y ha sido el MC del evento durante los últimos 10 años. Aunque podría haber sido parte del evento desde el primer Winterclash.

"Me han contado que me enviaron un correo electrónico cuando celebraron la primera edición del Winterclash. Pero este mensaje nunca llegó", comenta Miguel Martínez entre risas.

Ha sido el presentador de varios eventos de patinaje agresivo durante los últimos veinte años y como dice:

"He visto a niños convertirse en hombres. Algunos encontraron trabajo, otros empezaron sus propios negocios y otros acabaron en la carcel. Pero todos teníamos una cosa en común - la pasión por el patinaje".

Una passión por el patinaje

Miguel también ha sido MC en numerosas competiciones de skateboard y BMX pero su auténtica pasión es el patinaje.

"Todos mis amigos están aquí. La mayoría de la gente sabe quién soy y parece que les gusta lo que hago. Mi idea nunca ha sido ganarme la vida como MC a jornada completa. Sólo lo hago porque me encanta. Por supuesto que a veces me pagan, pero también disfruto las veces que solo me pagan los gastos de desplazamientos. Es una forma genial de viajar por el mundo", comenta.

"Me siento muy agradecido por las experiencias que la comunidad del skating me ha ofrecido durante los últimos 20 años y me alegra poder ayudar a motivar a los jovenes skaters y a fortalecer la comunidad del patinaje." dice.

Hace su propia cola

A pesar de que viajar es genial también es necesario hacer un poco de dinero para los gastos diarios. Miguel se gana la vida como fotógrafo para una agencia y su especialidad es fotografiar edificios y diseños arquitectónicos. ¡Ah! - sólo una cosa más:

"También preparo mi propia coca. Es muy divertido y sabe genial. No cocaina claro está, refresco de cola", comenta entre risas.

A día de hoy, hay quien se preocupa porque el patinaje agresivo no esté en su mejor momento y piensa que nunca alcanzará la gloria que tuvo en los 90, cuando alcanzó la cúspide. Miguel no se preocupa. Piensa que el patinaje agresivo continuará siendo una subcultura y es algo que le parece bien.

"Es probable que sólo queden unos pocos miles de bladers en el mundo en este momento pero la escena nunca ha sido mejor. Me refiero a que los trucos que los jóvenes hacen hoy eran inhumanos hace 15 años. Ojalá, pienso a veces, la gente pudiera apreciar el talento y la dedicación de muchos de estos skaters. He sido parte de esto durante 20 años y nunca dejan de sorprenderme." dice.

Productos

SkatePro
Privacidad Cookies Condiciones generales